macetas de madera
Materiales

Macetas de Madera

La madera puede ser usada como maceta siempre y cuando sea previamente tratada para repeler la humedad y evitar que se pudra. Este material puede lucir rústico o elegante, todo dependerá del acabado que desees darle al mismo.

Maceta de madera para interiores y exteriores

Maceta perfecta

Estéticamente hablando las macetas de madera son ideales tanto para exteriores como para interiores, pues le otorgan a tu jardín, balcón o terraza un tono mucho más natural y cálido. Sin embargo, debemos tener en cuenta su protección contra la humedad mediante el uso del barniz, ya que la madera puede llegar a pudrirse al estar continuamente en contacto con la humedad.

Por este motivo se recomienda emplearlas en interiores o lugares techados, para evitar las lluvias y rocíos innecesarios. Además, su fácil traslado las convierte en elementos más prácticos al momento remodelar o reorganizar espacios, ya que son muy funcionales cuando se combinan con otros muebles.


🌱 Maceteros de Madera

Catálogo de macetas y maceteros de madera

Ventajas de las macetas de madera

  • Son muy resistentes y ligeras
  • Pueden adaptarse a cambios de temperatura
  • Funcionan muy bien como aislantes
  • Son fáciles de trasladar
  • Aportan calidez y elegancia
  • No requieren mantenimiento intenso
  • Pueden ser decoradas y personalizadas mediante el uso de pinturas
  • Son ecológicas
  • No corren el riesgo de romperse al caer o por golpes

Tipos más comunes de macetas de madera

Macetas de madera para el jardín: mejor conocidas como jardineras, sirven de huerto en el hogar, ofreciendo la posibilidad de albergar diversas plantas sin ocupar grandes espacios, siendo una manera muy original de adornar cualquier lugar.

Macetas de bambú: estos maceteros tienen la peculiaridad de poder pender de manera vertical sin la necesidad de estar sobre el suelo, dándole un estilo más artístico a las plantas como es el caso de las enredaderas o helechos.

Pallets: esta pieza de madera mobiliaria se ha convertido en un objeto de decoración, incluso para los maceteros, pues con ellos se pueden crear diferentes diseños que harán lucir a tus plantas mucho más hogareñas y ecológicas.

Maceta cuadrangular: consiste en una serie de tablas colocadas una al lado de la otra de manera vertical con un discreto relieve que se entrecruza por el centro, dándole textura y elegancia a la planta.

Maceta de madera horizontal: mayormente son usados en terrazas o balcones. En este caso, la madera sirve como materia prima para realizar un barandal de soporte para las plantas, volviéndolas más cálidas y pintorescas.

¿Qué considerar antes de comprar una maceta de madera?

Las macetas de madera tienen la particularidad de ser elementos atractivos naturalmente, pues le aportan mucho carácter a los espacios y gracias a su peso ligero son fáciles de movilizar. Además, pueden adaptarse a las distintas especies de plantas. Pero antes de tomar cualquier decisión debes considerar lo siguiente:

Básicamente este tipo de maceta es fabricada con fibras de madera, las cuales requieren de un mínimo mantenimiento que las haga resistente a diferentes factores tales como: hongos, humedad e incluso insectos.

Debe cumplir un mantenimiento mínimo anual para conservar la madera en buen estado, aunque cabe mencionar que no todos los conservantes son bio-amistosos, pues existen algunos casos en los que las jardineras de madera antiguas son tratadas con productos químicos que filtran arsénico en el suelo, matando a los insectos. Esto no les permite ser adecuadas para los cultivos alimenticios.

No obstante, hay tratamientos alternativos seguros para la madera que garantizan su protección, pero que tienen un costo adicional, así como un tiempo determinado para el secado y ventilación del contenedor.

Entonces si tu intención es comprar macetas de madera para sembrar plantas alimenticias, primero deberás comprobar que tipo de tratamientos de conservadores químicos han sido utilizados en ellas o si necesitan sellado para que sean aptas en ese tipo de plantas.

🌼 Mejores plantas para colocar en macetas de madera

Las plantas que mejor se adaptan a los maceteros de madera son las siguientes:

Aspidistra: planta resistente que necesita poco riego y requiere estar situada en la sombra.

Cactus: pueden estar en maceteros pequeños y estar ubicados en espacios con mucha luz como en los ventanales.

Ficus: esta especie es muy ostentosa y puede llegar a lucir como un bonsái.

Helechos: estas plantas pueden colgar de la maceta y requieren de un riego abundante.

Sansevieria: a diferencia de los helechos, las Sanservieria no necesitan mucho riego, y puede vivir hasta 15 años.

¿Cómo hacer macetas de madera?

El reciclaje es un tema muy importante que debemos tener en cuenta para contribuir con el cuidado del planeta, por ello los materiales de desecho pueden ser aprovechados para darles diferentes usos, como es el caso de los maceteros de madera, los cuales son un buen complemento para las plantas y el jardín. Teniendo esto en mente, podemos tomar la iniciativa de crear nuestras propias macetas desde la comodidad del hogar.

🧱 Materiales a utilizar

Para crear la maceta de madera ideal debemos tener los siguientes elementos:

  • Trozos de madera
  • Tornillos
  • Destornillador
  • Pegamento
  • Pernos
  • Lápiz
  • Soporte para cortar en ángulo
  • Pintura (del color de tu preferencia)
  • Sierra para metales
  • Papel de lija

Lo primero que tendremos que hacer será calcular el tamaño de nuestra maceta, tomando en cuenta que las dimensiones finales pueden variar dependiendo de los materiales que dispongamos. En caso de querer adaptarla a cualquier otra maceta modelo, será necesario agregar 2 cm de largo y ancho para que la planta entre cómodamente.

Una vez tomada las medidas correspondientes, procederemos a cortar los tablones de madera individual. Se recomienda cortar un listón de madera de 30 centímetros de largo por 6 centímetros de ancho (esta medida puede variar según el tamaño que desees). Teniendo el primer listón de referencia, cortaremos los demás con las mismas medidas.

Opcional: si no te gusta la apariencia que toma la madera en bruto, puedes optar por lijar las piezas.

Cuando hayamos cortado todos los listones, procederemos a darle forma a las esquinas superiores de las tablas, dividiendo el ancho entre 3 e identificar los puntos relativos.

En cuanto a la longitud, tendremos que marcar 2 cm, para luego conectar los puntos con 2 líneas transversales, esto formará 2 triángulos que posteriormente cortaremos para dar forma a las tablas de la maceta. Este procedimiento hay que repetirlo para cada tabla.

Atención en este punto. Para las tablas que formarán un ángulo, necesitaremos biselar solo un lado. Luego tendremos que preparar un esqueleto para añadir los listones.

El siguiente paso será cortar 4 trozos de madera de 63 cm, y otros 4 de 35 cm, para después pegarlos y fijarlos con tornillos, formando un cuadrado que servirá de soporte.

Haremos uso del esqueleto para construir la maceta de madera pegando las tablas desde el interior con la ayuda de tornillos dejando 2 cm de separación entre cada listón. Aunque también puedes omitir dicha separación si así lo deseas.

Al finalizar la estructura de nuestra maceta, podremos elegir pintarla con algún barniz que la proteja de la humedad y listo, eso sería todo lo que debemos hacer para tener nuestro propio diseño ecológico donde albergar nuestras plantas. Si gustas también puedes decorarla con pinturas coloridas.

Más variedad y estilos de maceteros